Noticias de Cooperación Gallega
19/08/2021
Xeral

La Xunta colabora con Farmamundi en la atención de las necesidades más urgentes de la población afectada por el terremoto de Haití

  • El Gobierno gallego activa el convenio con la ONGD para mejorar las condiciones de salud y la seguridad alimentaria en varias comunas del departamento Nippes, Sur y Grand´Anse, en la zona sur y oeste del país
  • La intervención incluye la distribución a 478 familias de kits de alimentos, productos de higiene y medicamentos esenciales, junto con el asesoramiento sobre medidas de prevención ante la covid-19 o desastres naturales y atención psicológica
  • La Xunta colabora con la ONGD desde 2009 con una inversión de casi 700.000 euros en actuaciones de carácter humanitario

 

La Xunta viene de activar el convenio con la ONGD Farmamundi para llevar a cabo una intervención sociosanitaria de emergencia para atender a la población afectada por el terremoto en el departamento Nippes, Sur y Grand´Anse de Haití. En concreto, en las comunas Jérémie, Les Cayes y Veaux del sur y oeste del país, en las que más se hizo notar el seísmo del pasado 14 de agosto.
La actuación contribuirá a la atención integral de la población a través del asesoramiento para su autocuidado ante la covid-19 y la gestión comunitaria de desastres naturales como este terremoto que suponen una barrera para conseguir la barrera de la erradicación de la pobreza extrema en 2030 al incrementar la vulnerabilidad y la inseguridad alimentaria, agravada además por la pandemia del coronavirus. De hecho, esta región ya fue alcanzada en 2016 por el huracán Mathew, a lo que se suman largos períodos de sequía.
Esta intervención se llevará a cabo entre Farmamundi y su socio local en la región Movimiento Sociocultural para los Trabajadores Haitianos (Mosctha), que vienen colaborando desde 2003 en la mejora de la situación sociosanitaria de la población más vulnerable mediante la ampliación de los servicios sanitarios.
La aportación que Farmamundi distribuirá en Haití con la ayuda de su socio local se ejecutará al amparo del último convenio, firmado este año por 50.000 euros, y tendrá un coste de 21.400 euros. El objetivo es alcanzar 478 familias -más de 2.390 personas, entre ellas 1.275 mujeres y niñas- y se priorizará a las mujeres vulnerables, madres lactantes, niños y niñas menores de 6 años y personas con discapacidad.
Este convenio permitirá cubrir las principales necesidades en esta zona como la provisión de alimentos no perecederos, agua o medicamentos esenciales y kits de higiene. Al mismo tiempo, las actuaciones previstas en este acuerdo ayudarán a sensibilizar, informar y educar a la población sobre higiene o como actuar ante la covid-19 o desastres naturales.
Entre las actividades previstas se incluyen la preparación y distribución de 478 kits con productos de higiene, alimentos y agua potable, junto con 20 jornadas de operativos médicos con entrega de medicamentos esenciales. La intervención se completa con charlas educativas sobre prevención de riesgos, autocuidado y medidas de prevención ante la covid-19, además de ofrecer la prestación de atención psicológica. Las jornadas de atención médica se realizarán en la unidad móvil de Mosctha para apoyar a los servicios de salud de la zona que se encuentran colapsados puesto que varios hospitales fueron dañados o destruidos por el seísmo.

Farmamundi es una organización de cooperación al desarrollo, acción humanitaria y emergencia especializada en el suministro y ayuda farmacéutica a organizaciones humanitarias y países en desarrollo con la que Galicia colabora desde el año 2009, primero a través de la Fundación Agencia Humanitaria de Galicia y, ahora, a través de la Vicepresidencia Primera.

Los 12 convenios firmados desde 2009 permitieron destinar desde Galicia casi 700.000 euros a las intervenciones humanitarias de carácter internacional que desarrolla Farmamundi.
El objeto de estos convenios es el de realizar las actuaciones que ambas partes acuerden, de cara a atender las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas por catástrofes de origen natural o humano, con especial énfasis en los colectivos más vulnerables, mediante la provisión inmediata de bienes y servicios esenciales para la supervivencia (agua, abrigo, medicamentos, atención sanitaria u otro material de primera necesidad) y paliar el sufrimiento de las poblaciones afectadas por crisis de larga duración y desequilibrios crónicos y estructurales, con énfasis en países y poblaciones de menor Índice de Desarrollo Humano (IDH).