Noticias de Cooperación Gallega
28/09/2020
Xeral

La Xunta y Farmamundi colaboran en una iniciativa destinada a paliar los efectos de la COVID-19 en el Líbano

  • Alrededor de 1.750 personas de las zonas más desfavorecidas del país y las que fueron afectadas por las explosiones en la ciudad de Beirut el pasado agosto recibirán cestas de alimentos y kits de higiene
  • El Gobierno gallego y la ONGD Farmamundi vienen colaborando en distintas actuaciones para atender las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas por catástrofes de origen natural o humano

 

La Xunta de Galicia, en colaboración con la ONGD Farmamundi, viene de activar el convenio de colaboración entre ambas entidades para actuar ante emergencias humanitarias, con el objetivo de llevar a cabo una intervención de prevención y respuesta a la crisis sanitaria del coronavirus en el Líbano. En concreto, en la ciudad de Beirut, donde se produjeron dos explosiones el pasado 4 de agosto, lo que agravó los efectos de la pandemia entre las personas afectadas y limitó el acceso a alimentos e higiene.

La intervención se enmarca en el convenio entre la Xunta y Farmamundi, dotado con 50.000 euros, y tendrá un coste de 6.000 euros. Entre las actividades previstas se prevé la distribución de cestas y kits de higiene entre la población de los barrios más desfavorecidos como Karantina o Bour Hamoud, así como en las bolsas de pobreza de Achrafieh, que fueron afectadas por las explosiones.

De este modo la actuación llegará a un mínimo de 350 hogares, lo que supone alrededor de 1.750 personas. En su selección se priorizarán las unidades de convivencia en situación de mayor vulnerabilidad, con mayores restricciones de acceso a bienes de primera necesidad y con más presencia de menores y mujeres embarazadas o personas con discapacidad y, por tanto, con mayor riesgo de padecer algún tipo de enfermedad.

La iniciativa se llevará a cabo por parte de la ONGD Farmamundi junto con sus socios locales de la organización Mada que, al mismo tiempo, pertenece al Foro Humanitario y de Desarrollo del Líbano, desde el que se comparte información actualizada semanalmente con el objetivo de evaluar y mejorar la atención de las necesidades de cada zona.

La Xunta decidió activar este convenio, toda vez que la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus está teniendo un gran impacto en la población libanesa y refugiada, puesto que con el parón de la actividad económica más de la mitad de la población perdió su fuente de ingresos, dando lugar a una situación de pobreza crítica. Además, el Líbano es el principal asentamiento de personas refugiadas del mundo.

Colaboración desde 2009

Esta actuación se suma a otras que Xunta y Farmamundi realizan conjuntamente desde el año 2009 en el marco de los convenios de colaboración para atender las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas por catástrofes de origen natural o humano.

El objeto de estos convenios es el de realizar las actuaciones que ambas partes acuerden, de cara a atender las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas por catástrofes de origen natural o humano, con especial énfasis en los colectivos más vulnerables, mediante la provisión inmediata de bienes y servicios esenciales para la supervivencia (agua, abrigo, medicamentos, atención sanitaria u otro material de primera necesidad) y paliar el sufrimiento de las poblaciones afectadas por crisis de larga duración y desequilibrios crónicos y estructurales, con énfasis en países y poblaciones de menor Índice de Desarrollo Humano (IDH).

El convenio de colaboración se activa cada vez que acontece una emergencia, previa negociación y solicitud por parte de Farmamundi. La activación de estos convenios en los años anteriores permitió dar respuesta inmediata y coordinada con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y el sistema de las Naciones Unidas, a diferentes emergencias acaecidas, entre ellas: los tifones Ketsana y Haiyan en Filipinas, el huracán Ida en El Salvador, el terremoto y la epidemia de cólera en Haití, la crisis humanitaria en Somalia y República Democrática del Congo, las emergencias por causa de la lluvias en El Salvador y Nicaragua, la crisis alimentaria en el Sahel o el conflicto en Siria y la situación en Palestina.