Noticias de Cooperación Gallega
15/06/2020
Xeral

La Xunta y Farmamundi colaboran en una iniciativa destinada a la prevención y al control del COVID-19 en Mozambique

  • La intervención permitirá atender a más de 730 personas que recibirán lotes de higiene y conocerán las medidas que deben llevar a cabo para contribuir a reducir el riesgo de propagación del virus
  • El Gobierno gallego y a ONGD Farmamundi vienen colaborando en distintas actuaciones para atender las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas por catástrofes de origen natural o humano

 

La Xunta de Galicia, en colaboración con la ONGD Farmamundi, activó el convenio de colaboración entre ambas entidades para actuar ante emergencias humanitarias, con el objetivo de llevar a cabo una intervención de prevención y respuesta a la pandemia del coronavirus en Mozambique, en concreto, en la provincia de Manica.

La actuación se llevará a cabo con una ONGD local para mejorar la preparación de la población en zonas como el distrito de Sussudenga o Manica ante el COVID-19 mediante el suministro de lotes de higiene y el refuerzo de la concienciación para prevenir la propagación del virus con buenas prácticas de higiene y de lavado de manos, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Esta iniciativa permitirá atender a unas 732 personas, que recibirán 366 kits y conocerán los aspectos higiénicos necesarios para prevenir el contagio del virus. Además, se colocarán carteles con información sobre cómo proceder a reducir el riesgo de proliferación del coronavirus en los lugares más transitados por la población como mercados, iglesias, hospitales o escuelas.

La población de Mozambique se encuentra en una situación complicada puesto que la debilidad de los sistemas de salud de los países de África subsahariana limita la capacidad de respuesta ante brotes de enfermedades como el COVID-19 que requieren de una asistencia inmediata y medidas urgentes.

Además, la provincia de Manica, que ya se vio afectada por el paso del ciclón Idai en marzo de 2019, cuenta con un emplazamiento de desplazamientos internos con una elevada densidad de población y no dispone de servicios sanitarios preparados para hacer frente a un brote por la expansión del virus.

Debido a la evolución epidemiológica del coronavirus en Mozambique, se impusieron restricciones en el transporte público y se espera que la situación pueda empeorar, lo que tendrá consecuencias directas en la seguridad alimentaria puesto que la carencia de alimentos es otra de las amenazas en este país, junto con el COVID-19.

 

Colaboración desde 2009

Esta actuación se suma a otras que Xunta y Farmamundi realizan conjuntamente desde el año 2009 en el marco de los convenios de colaboración para atender las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas por catástrofes de origen natural o humano.

El objeto de estos convenios es el de realizar las actuaciones que ambas partes acuerden, de cara a atender las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas por catástrofes de origen natural o humano, con especial énfasis en los colectivos más vulnerables, mediante la provisión inmediata de bienes y servicios esenciales para la supervivencia (agua, abrigo, medicamentos, atención sanitaria u otro material de primera necesidad) y paliar el sufrimiento de las poblaciones afectadas por crisis de larga duración y desequilibrios crónicos y estructurales, con énfasis en países y poblaciones de menor Índice de Desarrollo Humano (IDH).

El convenio de colaboración se activa cada vez que acontece una emergencia, previa negociación y solicitud por parte de Farmamundi. La activación de estos convenios en los años anteriores permitió dar respuesta inmediata y coordinada con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y el sistema de las Naciones Unidas, a diferentes emergencias acaecidas, entre ellas: los tifones Ketsana y Haiyan en Filipinas, el huracán Ida en El Salvador, el terremoto y la epidemia de cólera en Haití, la crisis humanitaria en Somalia y República Democrática del Congo, las emergencias por causa de la lluvias en El Salvador y Nicaragua, la crisis alimentaria en el Sahel o el conflicto en Siria y la situación en Palestina.